Chistes

Ingresa y pregunta sobre cualquier tema que deseas saber.
  • No hay categorías
Chistes

Los chistes son una serie de cortas palabras o pequeñas oraciones, en donde se cuenta una historia que tiene como intención hacer reír al receptor, los temas pueden ser deportivos, político entre otros temas.

Se dice que existen chistes buenos y malos dependiendo del final, incluso existen algunos que pueden ser algo subidos de tonos para ciertas personas, pero al mismo tiempo resultan graciosos.

chistesUn chiste es algo bastante diferente a lo que es una broma, la cual consiste en crear una situación cómica a partir de una persona, puede ser una causada por parte de amigos de las personas “afectada”.

Una de las partes más importantes de los chistes es sin duda la introducción, la cual dice así “Un hombre entra a un bar…” esto es suficiente como para captar la atención del receptor y este se imagina lo que puede suceder en la trama.

Propósitos de los Chistes:

Las bromas usualmente tienen como propósito entretener a los amigos y curiosos, usualmente la respuesta deseada es la risa, aún así el chiste sea gracioso o no, quizás exista un tercer individuo que se burle de tu manera de contar el chiste o que se ría del porque no fue gracioso, en esos casos también se ve que la respuesta es la risa.

Antigüedad:

Aunque no lo creas, y no te estamos haciendo una broma con esto, los Chistes tienen una antiguedad de hace muchos años atrás, ya que han sido parte de la cultura humana desde al menos 1900 A.C, esto lo sabemos gracias a la investigación realizada por el Dr. Paul McDonald, de la Universidad de Wolverhampton, el cual afirma que la clásica broma de las flatulencias es la más antigua y más conocida broma en el mundo.

El descubrimiento de un documento llamado Philogelos, El Amante de la Risa, nos da una ligera idea del humor antiguo, dicho documento esta escrito en griego por Hierocles y Philagrius, data del siglo IV o III dC, y contiene unos 260 chistes.

Psicología de los chistes:

Para no hacer aburrida esta parte de los chistes, nos limitamos a decir algo que quizás muchos ya saben, realizar una broma o contar algún gracioso chiste provoca la risa, la cual genera endorfinas, mueve músculos, y es muy saludable si lo hacemos con moderación.

Existe en Estados Unidos y en diferentes partes del mundo personas que dicen haber sido curada gracias a la risa, los chistes y las bromas que se hacen entre ellos, juntos han logrado curar terribles enfermedades como el cáncer. Esto nos da una idea de lo poderoso que puede ser un chiste para nosotros.

Reglas

Aunque suene aburrido, el comediante debe seguir ciertas reglas para que su chiste salga correcto y logre su propósito de entretener a las personas, debe estar sincronizado, tener precisión y ritmo. No debe caer en los chistes clásicos que ya resultan algo aburridos, como el de borrachos, de niño, y las flatulencias, quizás pueda usarlo pero con un método más innovador.

Para realizar buenos chistes debemos tener en cuenta los siguientes pasos:

La precisión de los chistes:

Para llegar a la precisión, el comediante debe proporcionar bien sus palabras, decirlas en orden en enfocarse en su punto principal, si nos ponemos a divagar lograremos confundir a la audiencia y está no verá graciosos nuestro chiste.

Ritmo:

Quizás ya muchos lo sepan, pero el chiste no es lo que provoca la risa, sino la manera en que la persona lo cuenta, así sea uno de los mejores chistes que ha escuchado en su vida, si no lo contaron con gracia, estilo, y por supuesto a buen ritmo, jamás le parecerá gracioso.

Se dice incluso, que con el ritmo podemos hacer reír a las personas, sin la necesidad de estar o no contando un chiste.

El ingenio:

Podemos estar contando un chiste ya repetido, uno que algún otro amigo nos contó, pero justo en ese momento entra a nuestra mente una idea peligrosa, como algunos lo llaman, entonces cambiamos un poco el contenido del mensaje para que este resulte más gracioso y logramos nuestro cometido.

Ser un buen comediante requiere de improvisar mucho, es ahí donde el ingenio viene a nuestras mentes y nos hace ser más graciosos, ya que si contamos el mismo chiste una y otra vez puede parecer aburrido.

Tipos de Chistes:

Temas:

Tener un tema puede ser importante, porque sabemos a que tipo de gente podemos contarle, como por ejemplo a todos no les cae bien un chiste de políticos o de fútbol porque pueden no entenderlo a la perfección.

Existen algunos temas que pueden ser racistas y pueden llegar a considerarse ofensivos, uno muy clásico es el que comienza así: “Un inglés, un irlandés y un escocés…” en donde uno de ellos será el que termina burlado, o quizás dos terminarán siendo los burlados demostrando la viveza del otro.

Estos tipos de chistes no son bien vistos ante muchas personas, pero siempre existe un grupo que se ríe de los demás solo por diversión.

Estilos:

En esta categoría podemos encontrar a las clásicas preguntas graciosas, como el knock knock broma, broma bromilla, o simplemente lanzar una pregunta suela que tiende a ser difícil de responder, lo cual hará que el receptor te re pregunte cual es la respuesta y tu digas algo gracioso.

No cabe duda que los chistes son un buen medio para “romper el hielo” en una conversación de amigos, aplicarlo ayudará a tomar con mejor animo la vida.

Relacionados

Artículos y guías de como hacer (how to).

Acerca de Agendistas ™
Agendistas ofrece artículos y guías -how to- de interés ordenados por temas, entre los cuales se destacan los temas de negocios, hogar, arte, educación, salud, deportes y más.
Agendistas.com
Artículos y guías de negocios, turismo, salud, educación, cursos, tecnología, compras, mujer, belleza y más.